Frases biblicas

En el siglo II d. C. el mundo occidental se veía fervientemente apasionado por las enseñanzas de Cristo, un predicador que había habitado esas tierras docientos años antes, dejando una impronta muy fuerte, que doblegaba a los poderosos hacia las necesidades del pueblo, y que despojaba a toda autoridad de su carácter divino. Todas las minorías, y las mayorías pobres y populares se unían al cristianismo sabiendo que las fuerzas conjuntas de los débiles eran mucho mayores que la de los aristócratas.

Ante esta situación social, el emperador romano Constantino II, entendió que para poder continuar con su poder y legado debía olvidar las antiguas costumbres y organizar esta Fe en fusión de su reinado, una Fe que ya se propagaba mucho más allá de su propia nación y que parecía estar por toda Europa. Es así que en virtud del orden organiza la creación de un libro que reúna todos lo principales textos del cristianimos, esos evangelios que significaban el legado y el camino a seguir. También reconoce a la principal Iglesia de la Fe como parte de su imperio, agregándole por supuesto algunos miembros de su conveniencia. Es así que se conforma la primera biblia como hoy la conocemos.

Más allá de la historia política, la biblia es un libro con mensajes realmente increíbles. Maravillosamente buenos para el crecimiento espiritual de una persona. Ha tener en cuenta que cualquier persona, no importa religión, o costumbre, etnia, realmente puede aprender un mensaje muy importante de lo que es la biblia, sin necesidad de perder su Fe.

frases-biblicas

frases-biblicas

frases-biblicas


frases-biblicas

frases-biblicas

frases-biblicas

frases-biblicas

frases-biblicas

frases-biblicas

frases-biblicas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *